lunes, 16 de marzo de 2009

Isabel de Solís (Soraya)


ZORAYA (Isabel de Solís)

Considero importante incluir aquí un relato encontrado durante mi investigación genealógica, y es la historia de Isabel de Solís, mejor conocida como Zoraya, quien fuera Sultana del reino Nazarí en la península Ibérica. He aquí su relato.

Durante la época de Enrique IV los moros granadinos se llevaron cautiva a Granada a la bella Isabel de Solís, la hija del alcalde de Martos, Sancho Ximénez de Solís. Se enamoró de ella el príncipe Muley Aben Hassan (Hacén), el mismo que se tomó la fortaleza de Sahara el 26 de diciembre de 1481. Muley casi ciego abdicó en 1485 en favor de su hermano Al-Zagal quien se coronó como Muhammed XIII. Con el nombre de Mullhacén bautizaron el pico más alto de España (3.478m). Esta es la castellanización de Abul-Hassan ‘Alí. Zoraya es la misma Zoraida de otros textos.

Isabel de Solís se casó con el príncipe Hacén y llegó a ser ‘Sultana’ del Reino Nazarí con el nombre de Fátima Zoraya, que traducido del árabe significa ‘Lucero de la Mañana’. Tuvo dos hijos Nasr ben Alí y Saad ben Alí que luego se castellanizaron como Juan de Granada y Fernando de Granada. Los Nazarí eran los descendientes de Yúsuf ben Názar fundador de la dinastía musulmana que reinó en Granada desde el siglo XIII al XV, mejor conocidos como los narizones. El reino de Granada lo fundó en 1013 el africano Zawi Ben Ziri de la tribu Sinacha.
Leyenda Mora
Existe un pasodoble moruno que ilustra el dato. Leyenda Mora, obra de Mariano Bolaños, Ángel Villajes y Leocadio Martínez. Interpretado por Juan Legido. Tambien Imperio de Triana (Estrellita Castro) la canta. Data de 1940

Leyenda Mora
http://www.youtube.com/watch?v=apYgIA-ajjk

Por los aljibeces de La-Alhambra mora
En noches de luna dicen que se ve
Pasar una sombra cubierta de velos
Que nadie conoce ni sabe quien es.

Dice la leyenda que es la favorita
De un Emir que tuvo en tiempos Granada,
Que murió de amores porque un rey cristiano
Desprecio su boca al irle a besar.

Ay lunita luna, ay luna lunera,
Di tú si sabes quién es
La sombra que por La-Alhambra
Cuando tú sales se ve.

Dinos si es mora o cristiana,
Dinos si murió de amor,
Dinos si sólo es embrujo
Que la leyenda formó.
Ay lunita luna, ay luna lunera.

También la leyenda dice que en La-Alhambra
Se oyen por las noches cantos de dolor,
Y que de la fuente y los surtidores,
Parece que salen susurros de amor.

Y al pasar el puente de la favorita,
Se siente a lo lejos la Gula sonar,
Y el aire se llena de ricos perfumes
Que llegan de Oriente, Damasco y Bagdad…

Ay lunita luna, ay luna lunera…ubicar aqui' la cancion...

Boabdil 'El Moro'

Muley Hacén tenía otra esposa de nombre Ayxa Fátima. Registra la historia que de esta unión nació el príncipe Abu’ AbdAlláh Ibi Dalkín, castellanizado como «Boabdil» conocido como ‘El Chico’, pero también llamado ‘El Moro’ o Zogoibi el infortunado, porque los granadinos se dividieron en dos bandos rivales, los Zegries seguidores de Aixa, y los Abencerrajes que obedecían a Zoraya. Aixa enfrentó a Al-Zagal y permitió la reconquista de Granada por los reyes católicos FernandoDe Aragón e Isabel De Castilla, y firmar el tratado de Noviembre 25 de 1491, en la ciudad de Santa Fe.

Boabdil El Moro se casó con Morayma la hija de Aliator el rey moro de Granada. A Boabdil le correspondió defender Granada [Andalucía] de la reconquista por tropas de la Santa Hermandad, mercenarios suizos, alemanes, castellanos, aragoneses y catalanes. Boabdil entregó la ciudad el 2 de enero de 1492; a cambio recibió un importante señorío refugiándose en territorio de Las Alpujarras hasta 1493 y luego es enviado a Marruecos-Africa donde muere en 1527 tras un combate en Fez al intentar disputarle a su primo el trono.
El reino moro de Granada lo componían también las actuales provincias de Almería y Málaga. Los reyes católicos imponen la ‘Santa Inquisición’ en 1480 liderada por el dominico Tomás de Torquemada; el 31 de marzo de 1492 expulsan a los Judíos; y en octubre Colón llega al nuevo continente, América. es.wikipedia.org/wiki/boabdil

El Suspiro del Moro
Boabdil entregó las llaves de la ciudad en común acuerdo para no desangrar a los mozárabes, apelativo que daban a los cristianos conversos que residían bajo administración musulmana. En su viaje al exilio, Boabdil volteó a mirar la ciudad de Granada por última vez empapado en llanto a lo que su mamá Aixa lo regañó con la siguiente recriminación: «Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre». Desde entonces el sitio se conoce como «El Suspiro del Moro».
Boabdil El Moro reinó 10 años con el nombre de Mohammed XI y murió exiliado en África en el año 1527 durante la batalla de Bacana, en un lugar llamado Medina Al-Fez, en Marruecos, sin que lo nombraran Marqués de Gadix como le prometió el Rey Fernando ‘El Católico’. El imperio musulmán se lo repartieron entre andaluces, extremeños, castellanos, gallegos, asturianos, portugueses, vizcaínos, franceses, alemanes y genoveses..
Los árabes estuvieron en España cerca de ocho siglos y muchas de nuestras palabras en romance castellano proceden del árabe al no encontrar equivalente en latín, por ejemplo alcoba, almohada, alcalde, aldea, alfombra, álgebra, ajedrez, y otras cuatro mil; crearon el “cero” y el Sistema Métrico Decimal. Por eso recuerdo como si fuera ayer la diciente estrofa de un poema que me enseñó mi abuelo José Solís-Moncada al referirse a la riqueza de la lengua Castellano:

«Claro y límpido caudal es la lengua que yo hablo
la lengua de versos de oro y musicalización marcial
Dúctil como el metal, rica como el tesoro
que dejó Boabdil El Moro, allá en la Al-Hambra oriental».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada