lunes, 16 de marzo de 2009

Exordio

Exordio

«Un anciano sabio, experimentado y vigoroso se alzó como jefe de la pequeña tribu y elevó un altar al señor de los cielos.

Mas tarde sus hijos y los nietos, y todos sus descendientes consideraron sagrado el suelo que los vio nacer y más sagrado aún las tumbas de sus abuelos que fueron otros tantos altares.
Con lentitud, pero de una manera segura, en el alma de la pequeña agrupación fueron reflejándose las montañas, los ríos, el bosque cercano y el distante horizonte del lugar, y entonces el hombre ya no habló sino de su monte, su río, su bosque, su azul horizonte, a todo lo cual se unieron para siempre los recuerdos de la infancia, de la juventud y de la edad madura, y las gloriosas hazañas de sus antepasados».


José Solís-Moncada
Julio 8 de 1934
Tomado del libro
“La Academia Antioqueña
de Historia y sus Hombres”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada